Six Senses Yao Noi en la irrepetible Tailandia

Los icónicos <strong>pináculos de piedra caliza</strong> que se elevan desde las aguas de la <strong>Bahía de Phang Nga</strong> son un atracción visual única y crean un fondo surrealista para el resort <strong>Six Senses Yao Noi</strong>. Con un sentido de privacidad y aventura, establece el punto de referencia más alto para los resorts isleños que se encuentran en<strong>Asia</strong>.

<strong>Yao Noi</strong> es el destino ideal para un viaje único e irrepetible, un paraíso tropical, apartado de la realidad y a solo 45 minutos en lancha rápida desde <strong>Phuket, Tailandia</strong>. La atención al detalle y el enfoque en la realidad del destino refuerzan el compromiso de la marca con el medio ambiente, junto con un estándar de lujo responsable sin compromisos. Sin duda un resort único por las impresionantes vistas de los emblemáticos pináculos de piedra caliza, tan solo 56 villas de diseño único todas con piscina privada, un spa con renombre mundial e increíbles opciones en actividades de ocio. <strong>Yao Noi</strong> cuida hasta el mínimo detalle, como los materiales naturales utilizados en la arquitectura moderna, junto con la atención al detalle y el enfoque en el destino, refuerzan la filosofía de sostenibilidad de <strong>Six Senses</strong> y crean experiencias excepcionales.

El sentido de privacidad en el resort es toda una agradable experiencia y las habitaciones por supuesto no son la excepción, ofreciendo un espacio personal generoso y un estilo de vida sin compromisos, donde la vegetación natural y el exuberante paisaje brindan privacidad entre las villas elevadas. Las villas con vista al mar ofrecen magníficas vistas de la <strong>bahía de Phang Nga</strong>, mientras que las villas con vista tropical se enfrentan a una plantación de árboles de caucho. Sólo 56 villas de una o dos habitaciones con un diseño único, con privacidad, piscinas infinitas personales, baños de estilo abierto y vistas al mar o al jardín; o también están las suites frente al mar, ofreciendo acceso directo a la playa y el extraordinario retiro de dos dormitorios.

En <strong>Six Senses Yao Noi</strong> hay muchas opciones para comer; Cuatro restaurantes y bar, con una bodega internacional que muestra más de 200 tipos diferentes de vino. Con un piso de vidrio con un riachuelo debajo, el comedor ofrece cocina orgánica europea. The Living Room presenta <strong>cocina tailandesa</strong> y mundial, mientras que Hilltop Reserve ofrece cenas de inspiración asiática y almuerzos ligeros con el marisco local más fresco, con hierbas y verduras de los propios jardines orgánicos del complejo. The Den sirve como un bar semiabierto que ofrece comidas ligeras y cócteles interesantes.

La lista de actividades dentro del resort son amplias, adaptándose a los gustos de cada huésped, desde el maravilloso spa, clases de cocina hasta deportes acuáticos por nombrar algunos. El <strong>Six Senses Spa Village</strong> ubicado en la exuberante ladera tropical. Ofrece una amplia gama de tratamientos de bienestar holístico, rejuvenecimiento y cuidado del cuerpo administrados bajo la supervisión de terapeutas expertos; tratamientos diseñados para crear viajes de spa únicos y memorables utilizando solo productos producidos de forma natural y ética. También podrá relajarse en la piscina en el horizonte de la cima de la colina con vistas espectaculares, disfrutar de excursiones culturales, picnics a las islas cercanas y las famosas <strong>islas Phi Phi</strong> en lancha rápida, recorrido por el tuk-tuk local, clases de <strong>cocina tailandesa</strong>, deportes acuáticos y escalada, así como cruceros románticos al atardecer, traslados y excursiones en helicóptero, helados caseros de cortesía, cine al aire libre, traslados diarios en barco para excursiones de un día a <strong>Phuket </strong>y más.

Un punto clave en todos los <strong>resorts Six Senses</strong> es la sostenibilidad, siendo lo más importante de la agenda del resort con numerosas prácticas para minimizar los impactos negativos y aceptarlos. Todos encarnan el compromiso ambiental de los Six Senses. Por ejemplo, el complejo ha rejuvenecido un área de manglares con sus anfitriones que construyeron un paseo marítimo de 350 metros y plantaron alrededor de 3,000 plántulas de <strong>manglares</strong>. Esto permite a los huéspedes disfrutar de los manglares y observar algunos de los fascinantes animales salvajes, especialmente aves como el <strong>Hornbill</strong>, con un impacto mínimo en la <strong>biodiversidad</strong>. El resort favorece los productos de origen local y ecológicamente racionales, alentando a los proveedores a reducir los embalajes y entregarlos a granel para reducir los desechos y las emisiones de gases de efecto invernadero producidas.

Ya sea a pie, en bicicleta o por gusto, hay que dejar que la isla lo envuelva con su hechizo y su belleza natural intacta.