Six Senses Laamu, Maldivas

Siempre que escuchamos hablar de las Maldivas, oímos la palabra paraíso y no es para menos  con su mar turquesa, su hermosa flora y vida marina y en Six Senses Laamu podemos estar seguros de poder disfrutar de todo esto y más, siendo el único resort en el atolón de Laamu, en las profundidades del Océano Índico, un lugar de belleza única, virgen y sencillo. Las 97 villas frente al mar y el agua están construidas con materiales sostenibles y se extienden alrededor de la isla paradisíaca rodeada de palmeras. Su concepto “Barefoot Serenity!”, con arena blanca, agua turquesa, playas vírgenes y exuberante vegetación; El resort ofrece un estilo individual y natural junto con un maravilloso sentido de privacidad.

El Six Senses Laamu, bellamente remoto, pero fácilmente accesible en avión y en barco desde Malé, se encuentra en una laguna donde los delfines nadan a lo largo de la costa. Con villas ubicadas sobre el agua y en la isla rodeada de palmeras, con todas las comodidades, además de una selección de salones y restaurantes sobre el agua y experiencias de excursiones increíbles. Su experiencia en Laamu comienza con la llegada al Aeropuerto Internacional de Male, donde un representante lo estará esperando fuera de la sala de llegadas. Luego, lo acompañarán directamente a la terminal o al Island Aviation Lounge, que se encuentra a solo dos minutos a pie de la sala de llegadas. Un vuelo de aproximadamente 35 minutos le permite experimentar una vista aérea del hermoso archipiélago de las Maldivas. Su Guest Experience Maker le dará la bienvenida en el Aeropuerto Nacional (Aeropuerto Laamu Kadhdhoo) y un viaje en lancha rápida de 15 minutos lo llevará al resort para recibirlo con una cálida bienvenida.

El hospedarse en alguna de sus villas es toda una gran experiencia que invita a relajarse y convivir de cerca con la naturaleza, cada pequeño detalle ha sido cuidadosamente considerado y diseñado con un toque minimalista. Cuentan con 97 villas frente al mar y sobre el agua, cuidadosamente diseñadas para complementar la belleza natural excepcional de la isla. Ofrecen privacidad, comodidad y lujo. Fieles a la filosofía de Six Senses de estar en armonía con el medio ambiente, las villas están hechas de materiales locales y sostenibles. Ya sea con alberca privada o sin ella, cada villa cuenta con vistas increíbles y con todas las comodidades, ya sea para un viaje en pareja o con la familia.

En cuanto a las alternativas gastronómicas de Six Senses Laamu, estas han sido diseñadas para aprovechar al máximo la belleza idílica de la isla con vistas panorámicas y espectaculares amaneceres y atardeceres, la mayoría de sus bares y restaurantes se encuentran sobre el agua y ofrecen muchas opciones para todos los gustos, además de  comidas orgánicas alrededor del huerto ecológico de la isla. No hay relajación total sin una escapada al Six Senses Spa que ofrece  nidos de tratamientos privados, ya sea con vista al mar o escondido en la exuberante naturaleza que los rodea. Despierte los sentidos con tratamientos de inspiración local y ayurvédicos, masajes, clases de yoga y ejercicios o talleres de ejercicios. Los terapeutas altamente calificados de Six Senses Spa utilizan una sinergia de productos naturales para proporcionar una gama completa de procedimientos, además de las especialidades de rejuvenecimiento y bienestar de la región,  también ofrecen a los huéspedes consultas sobre el estilo de vida y sesiones holísticas especializadas.

La lista de actividades, de Six Senses Laamu, para días llenos de diversión y entretenimiento, son únicas, solo por enlistar algunas:

  • ·      Explorar el mundo submarino y disfrutar de las aguas cristalinas buceando o haciendo snorkel. Los deportes acuáticos incluyen kayakcatamaránwindsurf y remo de pie.
  • De mayo a septiembre es el momento de las mejores olas. El YinYang Surf Break, la escapada más famosa de Maldivas, está a solo unos metros del complejo, por lo que se organizan excursiones diarias en barco durante esta temporada.
  • Los huéspedes pueden embarcarse en una verdadera aventura Robinson Crusoe en su propia isla por un día y disfrutar de un picnic en una playa desierta.
  • El resort también ofrece experiencias únicas, como cenas privadas o cócteles en el banco de arena, mesa hundida o cenas a la luz de las velas.
  • Un crucero al atardecer se embarca diariamente en busca de delfines, mientras que los huéspedes disfrutan de una refrescante bebida y canapés a bordo.
  • The Den, un club de cortesía para huéspedes menores de 3 a 11 años, con varias actividades especiales para los pequeños y que también ofrece servicio de niñera.
  • Cinema Under the Stars con películas al aire libre con palomitas de maíz y refrescos.

Como lo dijimos al principio Six Senses Laamu tiene todo para un viaje de ensueño en las maldivas, sin duda un paraíso en toda la extensión de la palabra.