Borgo Santo Pietro, un oasis pintoresco

Ubicado en el corazón de la Toscana, a 30 minutos de Siena y cerca de la ciudad medieval de Chisudino, el Borgo Santo Pietro está fuera del circuito turístico para la mayoría de los viajeros, un resort de cinco estrellas con una personalidad única. Esta mansión del siglo XIII es una de las experiencias hoteleras más exclusivas de Italia, donde podrá disfrutar de un enclave de lujo y romance que lo dejará encantado. Las sedas de Fortuny y los terciopelos de Rubelli se alinean en las habitaciones, los grandes balcones ofrecen impresionantes vistas del paisaje toscano, y la cena con estrellas Michelin en el restaurante Meo Modo es una de las mejores de la región. Todas las habitaciones y suites son únicas, y crean el ambiente con chimeneas, candelabros y réplicas de pinturas al óleo; mientras que los Ipad proporcionados por el hotel le brindan todas las comodidades de un estilo de vida del siglo XXI.

La autenticidad es la esencia de todo lo que lo rodea, desde los alimentos que obtenemos de nuestra propia granja hasta la comida Michelin de Andrea. El spa boutique del hotel ofrece seductoras terapias en los escenarios más lujosos. El conserje de Borgo está a su disposición para organizar las actividades que más le gusten, como catas de vinoclases de cocina o recolección de trufas en cualquiera de los muchos maravillosos escenarios de la Toscana.

Lo que hace especial al hotel, son sus trece hectáreas de jardines bien cuidados, aromas estimulantes y vistas maravillosas, que crean el escenario de la fantasía natural dentro de sus caminos secretos, logias cubiertas de rosas, patios íntimos, senderos bordeados de árboles, grutas, productos orgánicos, puentes, fuentes de agua, estanques y pabellones. También cuenta con la Escuela de Cocina Borgo, que te invita a hacer pasta hecha a mano desde cero o estirar la masa de pizza perfecta o las sesiones de pruebas de vino que tienen lugar en la bodega secular de Borgo.

Cada una de sus 20 habitaciones y suites tiene un estilo individual, inspirado en la rica historia de la villa, con detalles a medida ejecutados por artesanos locales y sus artesanos que utilizan técnicas tradicionales. Todas las habitaciones y suites combinan el lujo contemporáneo con el encanto romántico de lacampiña toscana, con exquisitos muebles y lámparas de araña, arte antiguo, camas a medida, baños bien equipados y una decoración que se une con la naturaleza. Ya sea que la elección sea una suite clásica en la villa principal del siglo XII, una suite más exclusiva con jardín o una villa exclusiva con piscina, la experiencia etérea está diseñada para una total satisfacción, basada en el servicio de cinco estrellas.

La comida en la villa es también toda una experiencia, con su excelente equipo de chefs, jardineros, agricultores locales y productores con estrellas Michelin, su objetivo es ofrecer lo mejor de la cocina toscana a su mesa, sin olvidar su selección de vinos boutique, que incorpora los mismos principios tradicionales de calidad y discernimiento.

En Borgo Santo Pietro, ten la seguridad de estar en un lugar único y acogedor donde la naturaleza se encuentra con el lujo y donde el servicio de atención está dedicado a su máxima comodidad. Conectados a su historia curativa, se han propuesto crear un lujoso retiro de inmersión en cinco sentidos en el que puede conectarse nuevamente con su bienestar, integrando la mente, el cuerpo y el espíritu.