Shinta Mani Resort en Siem Reap, un hotel boutique con compromiso social

Si buscas unas vacaciones divertidas y aventureras, una escapada romántica o simplemente quieres viajar a lugares con una cultura asombrosa, sin duda, Siem Reap es la opción, con gente amigable, numerosas opciones gastronómicas, tiendas eclécticas, artistas y diseñadores locales e internacionales, y un ambiente relajado en la ciudad, un destino con su propio encanto.

Para descubrir Siem Reap no hay mejor opción que hospedarse en el Shinta Mani Resort con una excelente ubicación, con el lujo y comodidad para consentirte, además de la oportunidad de no solo conocer el destino sino de verdad vivirlo al poder visitar las comunidades cercanas y ser parte de su programa de turismo sustentable.

Shinta Mani abrió por primera vez sus puertas en junio de 2003 como una casa de huéspedes de 18 habitaciones, que representaba un centro de hospitalidad para animar a jóvenes privilegiados en Camboya a comenzar una carrera en hospitalidad. Después de una renovación realizada en 2012 por el arquitecto y diseñador hotelero Bill Bensley, Shinta Mani fue inaugurada como Shinta Mani Siem Reap,  un hotel boutique de lujo de 39 habitaciones que recibe a huéspedes de todo el mundo en lo que se ha convertido en un destino de primer nivel para viajeros del sudeste Asia. Tras el éxito de Shinta Mani Siem Reap, la propiedad hermana Shinta Mani Shack abrió sus puertas en 2013.

La ubicación de Shinta Mani en Siem Reap, es inigualable, a solo 7 kilómetros de Angkor Wat, gozando de un entorno tranquilo y frondoso en el barrio francés de Siem Reap, a solo 15 minutos en coche de los magníficos templos de Angkor Wat. Las atracciones cercanas incluyen el Palacio de los Reyes y los Jardines Reales y el resort  estará a su disposición para ayudar con todos los arreglos, para visitar los sitios de interés, incluidos los automóviles privados, los conductores y las guías. Un ejemplo de un día mágico es pasar todo el día explorando los impresionantes templos de Angkor, incluido Angkor Wat, el edificio sagrado más grande del mundo y una obra maestra arquitectónica. Ingresar a la Puerta sur de Angkor Thom, para visitar Prasat Bayon, el templo de las torres de piedra enigmáticas, antes de visitar la “Terraza de los Elefantes” de 350 metros de largo y la misteriosa “Terraza del Rey Leproso”. Después del almuerzo y un breve descanso en el hotel durante el calor del día, se puede visitar el Ta Prohm en medio de la selva, uno de los templos más entretenidos de Angkor y por ultimo visitar el  Templo Banteay Kdey,  antes de regresar al hotel a última hora de la tarde después de un largo pero satisfactorio día.

Después de un día cansado de conocer los templos y atractivos de Siem Reap, consiéntase en el Shinta Mani Spa, que ofrece una suite y tres salas de tratamiento doble, es un santuario de serenidad y un refugio donde el cuerpo se equilibra en un exuberante bienestar, buena salud y plenitud. Los tratamientos terapéuticos, se basan en rituales de curación tradicionales y modernos, aumentan la concentración y la conciencia al tiempo que reducen el estrés, ayudando a alcanzar el equilibrio final. Ya sea un masaje relajante, un tratamiento corporal relajante o un facial nutritivo, un retiro acogedor que promete revitalizar su yo interno y externo.

Para cerrar con broche de oro la descripción del resort tenemos que hablar de la Fundación Shinta Mani, que da la bienvenida a los huéspedes del hotel para ver el trabajo que hacen en las aldeas y para experimentar las interacciones con los aldeanos locales, además de que un porcentaje de la tarifa diaria del resort será abonada para apoyar las actividades de la fundación.  Parte del programa es guiar  a los huéspedes a lo largo de las aldeas mientras se explican las costumbres tradicionales y la vida hogareña, destacando los desafíos que se enfrentan. Una visita a Shinta Mani Village es una excelente manera para que los huéspedes comprendan mejor el país de Camboya y se encuentren cara a cara con las personas que viven en él. Y la manera en que la fundación  apoya a los menos afortunados, a través de la educación y apoyo para generar un impacto positivo y duradero que pueda garantizar un futuro brillante para la gente de Camboya.